Te encuentras navegando en: Home De Viva Voz El Cine Morelos, un pilar en la historia de Vallarta (parte 1)

VallartaBanderas.com


El Cine Morelos, un pilar en la historia de Vallarta (parte 1)

Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

• Nació de la amistad de Don Cristóbal Ruelas y Adalberto “Chato” García
• Sus grandes éxitos se contaron sobre montes de tierra y sin sillas
• Se trajeron funciones de box y lucha libre

El cine Morelos nació de una amistad que surgió de don Cristóbal Ruelas Lepe y de mi papá Adalberto García Rodríguez, a quien conocían por el “Chato”. Un día, estaban en el billar donde hoy se encuentra Banamex en el centro, había otro, de don Héctor Gómez, se salieron a sentarse en la banca en la plaza, cruzaron la calle Zaragoza y empezaron a platicar, de ahí surgió la idea a don Cristóbal, relata don Zeferino García Ramos, de 76 años, hijo del Chato.



“Vivíamos en San Juan de Abajo, mi papá era carnicero y tenía billares. Se murió mi mamá en 1943, y nos regresamos a Vallarta en 1947, nos establecimos completamente aquí. Estudié primaria y no quise más. Estuve en la escuela 20 de noviembre, eran tiempos bonitos, todos nos conocíamos, se podía dormir con la puerta abierta, sentarnos en la banqueta muy a gusto, platicar y comer cacahuates, porque eso había antes”.



Y sin pudor ni lágrimas suelta: “Mi vida fue de rico, nunca trabajé, hasta ahorita. He hecho trabajos de escritor y un negocio de tortas, pero nunca he trabajado de albañil, en el campo o en el mar. Mi madre solo me duró tres años, apenas la recuerdo…”



En aquella plática inicial, don Cristóbal le dijo a su padre: “Oye Chato, por qué no ponemos un cine… ¿como Cristóbal, sino sabemos cómo se maneja una cosa de esas? ¡Pues nos enseñamos, nadie nace enseñado! Yo pongo el efectivo y tú pones tu inteligencia, porque mi papá era muy bueno para los negocios”.




Entonces el 13 de mayo de 1949 se hizo el cine, ese mismo día, del Tuito se trajeron un proyector, porque compraron una camioneta que se llamaba la “Filomena”, una Chevrolet 1947, y ahí montaron el aparato, no les permitieron que pusieran el cine, porque ya había dos, el cine Vallarta era de don José y el Azteca que estaba por Juárez.



LA FIEL FILOMENA



Era de don José Partida, ellos no quisieron que su papá pusiera otro cine. Consiguieron que se proyectará un sábado al mes, y la primera vez lo hicieron por el hotel Río, en el parquecito, allí había un lote baldío, dieron la primera función el 13 de mayo de 1949.



Comenzaron a recorrer toda la región con la “Filomena”, San José, San Juan, las Palmas, Ixtapa, el Colorado, y muchos ranchos, desde abril de 1949 hasta 1950 y se cambió hasta la Morelos, a un lugar donde se llama la Regadera.



El 18 de septiembre de 1950 se pusieron en el cine Morelos, donde estaba el cine Vallarta, ahí empezaron a dar función constantemente, solo los sábados y domingos, en cuanto se ocultaba el sol, primero se montaba sobre una manta, luego en 1951 ya hicieron un muro.



En 1953, inauguraron la pantalla con Cinemascope, con películas de 35 milímetros y se proyectaba a cuatro o cinco metros, pero no había cine diario. A partir de 1952, comenzaron a proyectar hubiera o no gente.



CINCO CINES



Para esto, su papá había comprado más proyectores y lugares en Ixtapa, San José, el Valle, en San Juan.



Era mucho dinero, valían los centavos. Y puso cinco cines. Se traían cada jueves, diez películas, dos de estreno nacional y dos estrenos americanos, cobraban 25 centavos, la primera película que pasaron fue “Tienda de la esquina”, con Joaquín Pardavé y Víctor Manuel Mendoza, Sara García.



La última que se proyectó, el 24 de diciembre de 1978, se llamó “Infierno en la Torre”.



Los grandes éxitos fueron mexicanos, “Nosotros los pobres, ustedes los ricos”, “Los tres Huastecos”, “Pepe el Toro”, “Algo flota sobre el agua”, “Ahí viene don Juan Tenorio”, puros mexicanos.



EL PRIMER EQUIPO



El primer personal estuvo conformado por el chofer de la Filomena, Pedro el “Chivas”, mi papá que vendía los boletos y don Cristóbal, el que los recogía. El que proyectaba era Román Rocha, y tenía un ayudante que se llamaba Conrado Torres.



Todos pasaban a vender algo, a don Cristóbal y mi padre no les molestaba, solo pagaban su boleto de entrada y vendían fruta de temporada, cacahuates, paletas de frutas naturales, tacos; las proyecciones eran una fiesta, todos se reunían a ver las películas, saludarse, ponerse al día, era toda una tradición…




Continuará…



MC/VB
Colaboración Especial.


Powered by Web Agency
 



Dirección General: Profra. Mary Antoinette Beltrán Mallén (322 134 29 41)               Director Adjunto: Víctor Balam García Beltrán (322 77 957 27)
 
Copyright 2010         Los Comentarios, Opiniones y Colaboraciones son responsabilidad única y exclusiva de su Autor
 
contacto@vallartabanderas.com