El muro de la vergüenza: Las “Juanitas” del Mochilas

A la más degradante y vieja usanza PRIísta, Ramón “Mochilas” Guerrero, integró a 2 mujeres a la planilla de Arturo Dávalos, con el único fin de arrebatar espacios de poder.

 

Esas “Juanitas” (como se les llama en el argot político) de Ramón solo cubren su fracaso ante el poder de Arturo.

 

Una regla no escrita indica que los representantes populares representan espacios de poder e influencia social, preparados, con capital, reconocimiento, honor, y más virtudes que explotarán a favor de los ciudadanos que representa, pero no, las propuestas de Guerrero Martinez advierten todo lo contrario.

 

En el pasado, el PRI vivió el escándalo maquillando la equidad posicionando en las boletas electorales a las esposas, primas, secretarias, amigas, y demás faldas para que al momento de tomar protesta, las remplazaban para asumir ellos el puesto.

 

En el Movimiento Ciudadano se está viviendo el deshonroso fenómeno con Alicia Briones Quintero (posición 2) y María Inez Díaz (posición 10), quienes su único mérito para acceder a posiciones de privilegio son ser esposas de Oscar Domínguez Monroy y Oscar Ernesto Pérez Flores.

 

Penoso caso el de ellas, saberse utilizadas por unos maridos que están perdidos en el servilismo hacia Ramón Guerrero.

 

De ganar, el primer día de funciones tomarán protesta marcadas por la letra escarlata de la vergüenza. Ellas aceptaron jugar ese papel. Triste papel.

 

Evidente ya es su ausencia de respeto a sí mismas, su falta de amor a Vallarta y su poco respeto a la institución gubernamental.

 

Comentarios Facebook